Aprender a ver

Aprender a ver

pedresUna de las cualidades más valoradas por los fotógrafos es la capacidad de “ver”.

Tenemos la gran suerte de poseer el don de la vista y poder analizar y procesar lo que pasa en nuestro entorno.

De nuestro entorno hacemos inconscientemente una extracción y analizamos todos los detalles del tema a fotografiar y la forma en que la luz interactúa con éste. No nos perdemos todos los matices de la forma y textura, del color y el tono siempre con el fin de realizar esa imagen querida, que ha de inspirar a otras personas a ver lo que nosotros hemos vivido.

Este ejercicio visual forma parte de mi trabajo integral, aunque mi visión, y esto es muy importante, queda muy lejos del proceso fotográfico: La cámara no interpreta la luz, solo registrará una exposición. Creo que es interesante saber cómo funciona nuestra vista para así poder compararla con el funcionamiento de nuestra cámara. De esta manera se será consciente de muchas de las diferencias entre ellas y la conexión visión-cámara será más fluida.

Queda patente a lo largo de la historia de la fotografía que la visión se ve afectada por influencias externas y éstas tienen un impacto en nuestros resultados fotográficos.

En un post posterior explicaré como enseño a mis alumnos de fotografía  a aprender a mirar, a buscar la luz sin cámara, a encuadrar con el pensamiento… Alfred Eisentaedt decía acertadamente: “Es sólo aprendiendo a ver que podemos aprender a utilizar nuestras cámaras con éxito”.

Textures

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>